Pasar al contenido principal

Acuarela : Realizar un lavis (o aguada) plano

Observe este artículo
Average: 5 (1 vote)

¿Principiante en acuarela? El lavis o aguada es EL procedimiento que debes conocer y dominar.

Algunos conocimientos

Es el ABC de la acuarela. Para aplicar un lavis plano, hay que diluir los colores en el agua, y luego aplicarlo de manera uniforme en una parte de la composición (por ejemplo, para pintar un cielo) o en toda la hoja (para realizar el fondo).

1. Mezclar un lavis o aguada

Basta con seguir cuatro etapas

  • Llena dos recipientes de agua: uno para las mezclas con color, y otro para limpiar el pincel.
  • Humedece el pincel e imprégnalo de color frotándolo suavemente sobre la pastilla.
  • Deposita el color en una copela.
  • Mezcla el color con agua: cuanta más agua añadas, más se aclarará el color (para oscurecerlo, añade el color en bruto).

Truco:

Antes de lanzarte a la aplicación de la aguada, prueba su intensidad en un papel de borrador, ya que la acuarela tiende a aclararse al secarse.

2. Lograr un lavis plano

Recordatorio: como en todas las técnicas de mojado sobre mojado, hay que preparar el papel. Fíjalo a un soporte y humedécelo con una esponja pasándola de derecha a izquierda y de arriba a abajo. Otra posibilidad es utilizar un bloc pegado por los cuatro costados, suficientemente rígido.

 

  • Utiliza un pincel grueso de pelo blando.
  • Aplica el lavis antes de que el papel se seque.
  • Efectúa pases horizontales por toda la superficie, empezando por arriba: alterna una franja de derecha a izquierda y la de abajo de izquierda a derecha.
  • Procura volver a pasar sobre el borde húmedo de la pincelada anterior para que el lavis sea bien uniforme.

¡Cuidado! ¿Está sonando el teléfono? ¿Llaman a la puerta? ¡No pasa nada! No interrumpas la aplicación del lavis o te encontrarás con un borde franco muy difícil de retocar.