Pasar al contenido principal

Pintar un árbol a acuarela con un efecto de bruma

Observe este artículo
Average: 5 (1 vote)

Nivel de dificultad: fácil

Autor : Alain Devienne - Consultar su página de Facebook - Consultar su perfil ArtMajeur.

Realización de un ejercicio típico del uso de la acuarela, con muy poco material y jugando con el agua.​

Material :

  • Papel: 1 hoja de papel Canson® Héritage 300g/m² 24x32 cm grano fino. Este papel de algodón puro reacciona muy bien al agua y su grano ligeramente pronunciado crea un efecto vaporoso en la acuarela. Su capacidad admitir correcciones constituye una auténtica ventaja.
  • Colores: acuarela extrafina Maimeri, gris de Payne, azul índigo, ocre amarillo, terracota, tierra verde, azul ultramar, marrón.
  • Lápices y pinceles:  Princeton pinceles finos (un espalter ancho, un pincel "lengua de gato", un pincel de lavis, uno o dos pinceles de punta fina de marta) y un lápiz de punta fina H o HB.
  • Accesorios: un paño, un pañuelo de papel, 2 recipientes de agua: uno para limpiar los pinceles y otro para disponer siempre de una reserva de agua limpia.

​Paso 1: Preparación del papel y primera aplicación de colores

Moje el papel  Canson® Héritage abundantemente de arriba a abajo de la hoja con el espalter.

Empiece a aplicar el color sobre el papel fresco, de arriba a abajo y de manera irregular para crear un aspecto brumoso. Una mezcla de gris de Payne, de marrón y de azul le aporta un aspecto frío al cielo.

​Paso 2: Abrir los blancos

Proceder así de arriba a abajo añadiendo unos cuantos toques de ocre amarillo para aportar calidez a la composición. No obstante, el conjunto debe seguir resultando ligero.

Puede abrir blancos utilizando un pañuelo de papel para crear zonas de luz, por ejemplo, para trazar el camino que pasará por delante del árbol.

​Paso 3: Pintar el tronco

Deje secar la composición. Una vez seca, dibuje los contornos del árbol con el lápiz HB.

Moje el interior del árbol y dibuje con agua clara las ramas. Una luz rasante resulta muy eficaz para distinguir la parte húmeda. A continuación, aplique una mezcla de marrón y de índigo en la base del árbol.
El color se expandirá por la parte húmeda. Incline la hoja para facilitar la difusión del color. Añada color aplicando ocre amarillo y terracota en el tronco aún húmedo.

Paso 4: Pintar las ramas

Termine de crear el árbol dibujando las ramas estirando el color hacia arriba.

Al igual que un árbol siempre crece hacia el cielo, haga lo mismo con sus gestos, parta del tronco hacia arriba.

​Paso 5: Pintar el suelo

Dibuje los detalles del suelo y rocas para fijar su árbol al suelo. Procure que el fondo resulte más claro utilizando un agua diluida para crear ambiente.

Aplique detalles en el fondo y en el frente.

​Paso 6: Pintar la valla

Las estacas de la valla se representarán mediante ligeros trazos de arriba a abajo. Atenúelos hacia abajo para crear el efecto de bruma en el fondo de la composición.