Pasar al contenido principal

Realizar retoques al óleo

Observe este artículo
Sin votos (todavía)

Una ventaja apreciable cuando se pinta con pintura al óleo: los errores suelen ser fáciles de corregir.

Algunos conocimientos

Especialmente lenta en secarse, la pintura al óleo te permite trabajar, retrabajar y corregir la obra según tus deseos, hasta obtener el resultado ideal. E incluso cuando la pintura está definitivamente seca, la situación no es desesperada...

1. Retoques sobre pintura húmeda

Rascar un empaste: un empaste demasiado pronunciado desequilibra la obra...

  • Si la pintura aún está fresca, utiliza un cuchillo de paleta para retirar el exceso.
  • Si la pintura está casi seca, utiliza una cuchilla de afeitar para ir quitando el color progresivamente.

Borrar un elemento de la composición: te acabas de dar cuenta de que la silueta que has colocado a la izquierda estaría mejor a la derecha...

  • Rasca la pintura en el lugar donde se encuentra el elemento con un cuchillo de paleta.
  • Borra los últimos restos con un paño impregnado en aguarrás o en trementina.

Eliminar toda una capa de pintura: ya no puedes trabajar la capa de color, demasiado cargada.

  • Retira la capa de pintura fresca con papel absorbente.
  • Borra los últimos restos con un paño impregnado con aguarrás.

2. Retoques sobre pintura seca

Retocar una zona seca y aplicada en capa fina: tras haberlo pensado, quieres que la silueta que está a la izquierda esté en el centro, pero la pintura se ha secado...

Es fácil: ¡pinta el elemento por encima
 

Retocar una zona seca y aplicada en capa gruesa: imposible pintar por encima el elemento en cuestión sin producir un relieve...

  • Rasca delicadamente el elemento a corregir con un papel de lija de grano fino.
  • Pinta por encima.