Pasar al contenido principal

Pastel : Realizar bocetos

Observe este artículo
Average: 1 (1 vote)

Aunque es posible crear una obra libremente, realizar un dibujo preliminar, aunque escueto, no deja de ser ventajoso.

Algunos conocimientos

Dos técnicas permiten realizar un boceto:

El sombreado ligero de las formas principales con pastel cuadrado, en colores adaptados al resultado final.

El dibujo con carboncillo ligero: más preciso, comprende las grandes líneas, los contornos... e incluso, si así lo deseas, los detalles.

1. El sombreado con pastel seco

Utiliza la arista de las barritas para realizar zonas planas ligeras, representando las grandes masas que te permitirán apreciar de un vistazo las distintas tonalidades. 
 

Eventualmente, puedes esbozar los volúmenes: traza ligeros trazos oblicuos o rayas espaciadas, con la punta del pastel.
 

Traza, en función de tus necesidades, un verdadero dibujo preliminar con pastel cuadrado o lápiz de pastel, definiendo cada contorno con el tono adecuado.

¡Cuidado!: no utilices el lápiz de grafito, cuya textura "repele" el pastel.

2. El esbozo con el pastel al óleo

Como en el caso del pastel seco, se hace directamente con las barritas de color que pienses utilizar, sin apretar demasiado y sombreando ligeramente las grandes masas.

3. El esbozo con carboncillo

Trabaja con trazos ligeros, sin apretar demasiado.
 

Incluye los detalles que juzgues necesarios para la composición de tu obra.
 

Sombrea eventualmente tus futuros relieves con trazos oblicuos o de rayas cruzadas.
 

Borra tus errores con el dedo o un paño.
 

Una vez terminado el esbozo, frota el dibujo con un paño seco. El carboncillo desaparecerá en su mayor parte, dejando una huella tenue.