Pasar al contenido principal

Manga : Preparar el material

Observe este artículo
Sin votos (todavía)

Has imaginado un guión, los personajes principales... ha llegado el momento de lanzarte a dibujar las páginas. Lápices, goma, plumas, tinta...¡Todo está listo! ¿Pero has pensado en trazar los márgenes?

1. Trazar los márgenes de la páginas

IExiste papel especial para manga con los márgenes ya dibujados, pero si trabajas con hojas A3 o A4 tradicionales, tendrás que trazarlos tú mismo.
 

Etapa 1: crea un calibre.

  • Fija la hoja d e papel a la mesa con cinta adhesiva para evitar que se mueva.
  • Si trabajas con un formato A3, traza una línea vertical para dividir la hoja en dos páginas del mismo tamaño, es decir, con 21 cm de ancho.
  • A continuación, traza un primer margen vertical a 3 cm del borde de la hoja, y un segundo a 3 cm de la marca central. Haz lo mismo con la página de la derecha.
  • Traza los márgenes horizontales que se sitúan a 3,6 cm de los bordes superior e inferior de la hoja.
     

Etapa 2: aplica los márgenes en todas las hojas.

  • Coloca el calibre sobre la hoja superponiéndolo perfectamente.
  • Fíjalos juntos con cinta adhesiva.
  • Con la punta de un compás, perfora el calibre y la hoja para crear puntos de referencia. Luego retira el calibre.
  • Alinea la regla sobre los puntos de referencia para trazar los márgenes verticales y horizontales con un rapidógrafo.

El pequeño plus

Para empezar, traza los márgenes con lápiz de color azul. En caso de error, son fáciles de borrar y no se ven en la impresión. A continuación, repásalos con un rapidógrafo.

Truco: el tiralíneas

Más económico que el rapidógrafo, el tiralíneas es igual de eficaz para trazar los márgenes. Un pequeño tornillo permite ajustas la punta y, por lo tanto, el grosor del trazo. Mójalo en la tinta. Mantén el tiralíneas perfectamente vertical, contra la regla, en el momento de trazar la línea.

2. Sin olvidar…

  • Sacar punta a los lápices.
  • Comprobar que las plumas no estén sucias o estropeadas y que los rotuladores tengan tinta suficiente.
  • Coloca los instrumentos indispensables cerca de tu banco de trabajo: goma, regla, compás, papel de cocina, celo...
  • ¡Lávate las manos! Si están sucias o con grasa, dejarán marcas que se verán en el momento de la impresión.