Pasar al contenido principal

Manga: Crear efectos de trama

Observe este artículo
Sin votos (todavía)

Rascado, plumeado, efecto de puntillismo... trabaja las tramas con el cúter para un resultado cada vez más profesional.

Se puede rascar y graduar con dos partes distintas de la hoja de un cúter: el bisel de la punta (1) y la punta (2).

1. Rascado con la punta del cúter

Es el método más clásico para hacer incisiones en línea recta y plumeados. Así podrás graduar las tramas.

Dirigiendo la hoja hacia ti:

Sujeta el cúter de manera muy inclinada (casi paralelo a la hoja).

Tras haber iniciado la trama con la punta del cúter, traza una línea apretando firmemente hasta medio camino y luego ve soltando progresivamente.

Repite el movimiento para obtener una serie de líneas paralelas.

Dirigiendo la hoja hacia fuera:

Sujeta el cúter lo más cerca posible de la punta para controlarlo y de manera casi perpendicular al papel.

Incide reduciendo la presión poco a poco.

Repite la operación procurando que las líneas sean paralelas.

2. Rascado con el bisel de la punta

Se trata de desnudar la superficie del papel rascando la trama. Entrénate, ya que esta técnica requiere un poco de práctica.

Efecto de nubes:

Sujeta el cúter los más cerca posible de la punta y procura que sea el bisel de la punta el que esté en contacto con la trama.

Rasca efectuando pequeños movimientos circulares.

Efecto de puntillismo:

Con pequeños toques, utiliza el bisel de la punta para separar minúsculas escamas de trama.

Varía la densidad del punteado para un efecto de gradación.

​Efecto de llamas

Sujeta el cúter de la misma manera que en el efecto de nubes.

Traza largas virutas onduladas variando la presión del cúter sobre la trama.