Pasar al contenido principal

El xilograbado: puntos de referencia para grabar una segunda madera

Observe este artículo
Sin votos (todavía)

Autor​: Julia Chausson

Algunos conocimientos

En el grabado sobre madera, hay que grabar una madera para cada color, lo que obliga al artista a utilizar un número reducido de colores. Pero este condicionante presenta una ventaja: obliga a simplificar el dibujo y a componer la imagen de una manera distinta.

1. Disposición de los puntos de referencia

Una vez grabada la primera placa, colocarás los puntos de referencia para grabar la segunda placa de madera.

Utiliza una placa de madera del mismo formato que la primera. Entinta la primera placa grabada e imprímela en una hoja de borrador. Enseguida, posiciona con precisión la placa de madera virgen sobre la hoja recién impresa.

Dale la vuelta al conjunto y frota el papel con el dorso de una cucharilla o con un baren japonés. Así obtendrás la transferencia del dibujo de la primera placa en la segunda.

2. Aplicación del segundo color

Tú decides dónde colocar el segundo color.

Para este paisaje de la orilla del mar, la segunda palca me ha permitido dar color a la extensión de agua y ahorrar en zonas blancas, para poner en valor los arbustos del primer plano, los barcos y los reflejos en el agua.

Consejo

Para aplicar el segundo color, puedes dibujar con carboncillo directamente en la segunda madera. Pero no olvides fijarlo con fijador. Así podrás grabar alrededor de los trazos de carboncillo.