Pasar al contenido principal

Dibujo técnico : Elegir el Papel

Observe este artículo
Sin votos (todavía)

Textura, formato, grosor, cuadrícula: existe una amplia gama de papeles, calcos y transparencias que se adaptan sin problemas a todas tus realizaciones.

1. El gramaje

Refleja el grosor del papel y se expresa en gramos por metro cuadrado:

  • -los papeles finos (inferiores a 90 g/m²) son adecuados para los proyectos o bosquejos,
  • -los intermedios (hasta 200 g/m²), se adaptan a la mayoría de trabajos.
  • -gruesos (300 g y más), pensados para los medios húmedos, como la acuarela.

2. El formato

Normalizado, se presenta en seis formatos: desde el A0 (1 m2), hasta el A5 (el más pequeño). Cada formato representa la mitad del anterior. Los más utilizados son los clásicos A3 y A4.

3. La textura

La calidad de un dibujo técnico de basa en sus trazados perfectos: por lo tanto, es mejor elegir un papel con poca textura, de grano fino o satinado, o incluso completamente liso como el papel Bristol.

Recordatorio: Un papel para cada medio

  • -Grafito: bristol blanco o ligeramente tintado (beige, ocre, gris…).
  • -Lápices de colores: grano fino para facilitar la adherencia de los pigmentos.
  • -Rotuladores: papel llamado "layout" que retiene bien la tinta y evita los corrimientos.

4. La cuadrícula

El dibujo técnico requiere una gran precisión. Al elegir el tema, ten en cuenta sus condicionantes.

 

  • -El papel de dibujo blanco y el bristol existen con cuadrícula.
  • -La cubierta de los blocs de caldo "escala" cuenta con marcas cada 5 mm.
  • -Existen varios modelos de papeles milimetrados: clásico, con cuadrícula isométrica (triangular) o logarítmica. Estas cuadrículas están disponibles en dos colores: humo y azul, que se hace casi invisible tras la fotocopia o la impresión (al escanear el trabajo).

5. Los soportes especiales

Para reproducir perfectamente o trabajar con distintos elementos de un mismo plano, superponiéndolos.

Los calcos satinados se venden en hojas o en rollos, entre 45 y 115 g/m2. También es el caso de los films de poliéster y acetato, que ofrecen una transparencia perfecta (hasta 180 g/m2).