Send to a friend Imprimir
Atrás

La fabricación tradicional: la forma redonda

La fabricación del papel en forma redonda es un procedimiento muy tradicional, el más parecido a la fabricación artesanal (pero sin sus inconvenientes, como fallos, irregularidades, etc.) y cuyo principio se ha mantenido sin cambios desde su creación a comienzos del siglo XIX.

Actualmente, es un procedimiento poco utilizado, por su gran lentitud, y ha sido sustituido en la mayoría de las fábricas de papel por el método de fabricación sobre mesa plana. No obstante, todavía existen papeleras que dan preferencia a este procedimiento por la gran resistencia del papel.

La máquina en forma redonda permite fabricar papel: 

- Muy resistente, puesto que es posible utilizar fibras muy largas y de gran calidad.
- Muy homogéneo puesto que la formación de la hoja se mejora gracias a la baja velocidad.
- Muy estable puesto que las fibras se distribuyen en todas las direcciones, garantía de una mejor estabilidad en estado húmedo.
- Con la posibilidad de obtener un gramaje elevado.
- Con una gama única de granos conferidos por el uso de fieltros de lana.
- Con bordes deshilachados, llamados también barbas o bordes de papel de tina.
- Con una excepcional resistencia al rascado y al borrado cuando son encolados en el núcleo.

 

 

Saber más...

La fabricación sobre mesa plana